Para ser humano en el tercer milenio

  



 


Correo Gratuito Articulos Profesionales Lista de Correo Foro

 


 

Si usted quiere enviar un trabajo biográfico para mantenerlo en este sitio puede hacerlo enviando una copia por correo electrónico a webmaster@clinicamente.com.ar


Wilhelm Maximilian Wundt.

Nació el 16 de Agosto de 1832 en Neckarau, principado alemán de Badén. En su familia había médicos, científicos, filósofos, etc.

Creció casi solo, aunque tuvo hermanos, dos de ellos murieron en la infancia y otro mayor que él, no se encontraba nunca en la casa porque estaba internado en una escuela.

Su única compañía fue la de un niño retardado. Tal vez por eso su inquietud más tarde en conocer la psiquis humana.

Asistió a la escuela secundaria Gymnasium Católico de Neckarau, pero la gran exigencia y la rigurosidad del establecimiento fueron mayores que su empeño en estudiar por lo que se le aconsejó dejara los estudios, pero en lugar de esto fue trasladado al Gymnasium de Heidelberg llegando a graduarse en esa institución.

Ingresó a la universidad de Tûbingen como estudiante de pre-medicina, trasladándose un año después a la universidad de Heidelberg donde se gradúa como médico, siendo el trabajo sobre el tacto en histéricas su disertación inicial.

En 1856 inició el trabajo de conferencista en la universidad de Berlín para el departamento de Fisiología llegando a tener cuatro alumnos en su curso, esto se debía en gran parte porque la universidad pagaba a los profesores con parte de lo que pagaban los alumnos. Tiempo después cae enfermo y decide pasar una temporada en los alpes suizos.

En 1858 Helmholtz, fue nombrado director del flamante instituto de fisiología de la universidad, siendo éste quien nombra a Wundt como su asistente. Wundt tenía una gran admiración por Helmholtz, además de considerar los trabajos sobresalientes de otros fisiólogos como Johannes Mûller y Emil Du Bois-Reymond, decía que eran los tres grandes fisiólogos de Alemania. Fue durante el tiempo que trabajo como asistente de Helmholtz que propuso un nuevo curso de antropología, la cual en aquellos tiempos era lo que hoy se llamaría Psicología Social. Comenzó dictando el curso en 1859 y allí enseñaba la relación de los individuos entre sí y la sociedad, fue por aquel entonces que escribió un libro llamado "Contribuciones hacia una teoría de la sensopercepción).

Para 1862 desarrolla una teoría de la percepción y va dándole forma a un programa de psicología que continuaría por el resto de su vida. Wundt no le da a la psicología un lugar entre las ciencias naturales o físicas, sino que la ubica en un campo intermedio. Utiliza métodos experimentales extraídos de las ciencias físicas ya que los considera aptos para sus estudios en psicología y va documentando sus experiencias como ciencia inductiva experimental. Si bien en un momento queda impresionado por las especulaciones filosóficas de John Stuart Mill, considera que su esfuerzo va más allá de las especulaciones filosóficas ya que quiere dotar a la psicología experimental de un método científico y en ello pone su gran esfuerzo.

Wundt creía que el nexo comunicante entre las ciencias sociales y físicas era la incipiente psicología, pues tenía en claro que el lenguaje, la religión o las costumbres sociales eran un reflejo de nuestros procesos mentales, para ello concibió una tercer rama de la psicología llamada "metafísica científica".

En 1864 renuncia a su puesto en el instituto pero conserva su rango académico. Se establece en su casa y crea un laboratorio experimental mientras subsiste con las regalías de sus libros. Regresa a la universidad de Heidelberg y trabajará allí por tres años, luego será llamado a ejercer una cátedra de filosofía en la universidad de Zurich. Un año después será designado para el mismo cargo en la universidad de Leipzig.

Wundt realizó sus experiencias en el campo de la psicología en la universidad de Leipzig pero nunca fue mencionado en los catálogos hasta 1883, año que se le reconoce el esfuerzo. Como no tenía un edificio propio para sus investigaciones deambuló por diversos departamentos de la universidad hasta que en ese año se le da la oportunidad de instalar su instituto de psicología en un edificio nuevo que el diseñaría.

Wundt trabajó especialmente en el campo de la psicología introspectiva o estructuralista que en su momento fue llamada por él como "voluntarista". Pone especial énfasis en la observación de la mente conciente sin conceder demasiada importancia al ambiente externo. Dedicó mucho tiempo al estudio sobre la percepción, los sentimientos y la apercepción (fase de la percepción en la que hay un reconocimiento pleno de lo percibido). Le prestaba mayor atención a la experiencia inmediata definiendo como inmediata a los procesos concientes y a los sentimientos como experiencia mediata. Wundt define que cuando nuestra experiencia ante un estímulo es medida por instrumentos cae en el campo de la física y por lo tanto es una experiencia inmediata, pero cuando se describen los procesos concientes que interpreta los estímulos se está describiendo la experiencia mediata. Es obvio que el esfuerzo de Wundt era el de extraer una nueva disciplina científica para el estudio psicológico desde las ciencias naturales o físicas, ya que menciona que un investigador no puede estudiar el mundo exterior por sí mismo dado que no se puede separar del objeto estudiado porque estarían estudiando sus propios procesos mentales y no el objeto en sí mismo.

Para Wundt la herramienta fundamental de los psicólogos es la introspección o la auto-observación de sí mismos. Pero la observación de sí mismo no era para Wundt una sesión pasiva, sino que requería una disciplina rígidamente controlada y requería de auto reportes de sus procesos internos, asociación de palabras y medición del tiempo de reacciones.

Wundt y sus estudiantes descubrieron que los complejos procesos mentales tenían como base a los sentimientos y sensaciones por lo que definió como una síntesis creativa de elementos que se combinaban entre sí pero no al estilo de la clásica física mecanicista sino teniendo como modelo a los procesos químicos.

Debido a los grandes esfuerzos y la dedicación en el estudio de la psicología, Leipzig fue considerada la cuna de la psicología, pero tambien es debido a la gran cantidad de estudiantes que lo acompañaron durante su vida para creación de la misma.

Escribe más de 500 obras sobre la psicología y se destacan "Fundamentos de psicología fisiológica" (1873-1874) y la grandiosa obra "Psicología de los pueblos" (1900-1904), además escribió tratados filosóficos: "Lógica" (1880); "Ética" (1886); y "Sistema de Filosofía" (1889).

A Wundt se lo considera el padre de la psicología por sus grandes aportes y es justo que asi sea aún cuando haya habido otros grandes investigadores en su tiempo, pero fué él quien recibió y adoctrinó en este campo a muchos otros investigadores que más tarde lograrían fama debido a sus nuevos descubrimientos. Murió en 1920.
 

Volver a Biografías

Volver a la Página Principal